HISTORIA DEL GRUPO TEATRO LA CEPA

1-¿En qué año se creó este grupo de la casa salesiana?

El día 16 de diciembre del año 1984 fue la primera puesta en escena de una obra, “vamos a llamarla larga”, como fue “El contrabando” de Pedro Muñoz Seca. Ya anteriormente se había puesto en la Fiesta de la Unión el sainete de los Quintero, “El cuartito de hora”, que supuso el germen de los que sería el Grupo de Teatro la Cepa de los AA.AA. Salesianos de Montilla.

2- ¿Por qué se creó y quién o quiénes fueron los impulsores de la idea?

Estando de presidente de la Asociación nuestro querido amigo Manuel Ruz Feria y actor fundamental en los primeros pasos del Grupo, formaba parte  de la Junta, otro gran amigo, José María Luque Moreno. Éste, propuso el hacer un grupo de teatro que amenizara las Fiestas  de la Unión de los AA.AA. y que se realizara una de las actividades queridas por el fundador de toda la familia salesiana, D. Bosco. Así se hizo y hasta la presente ha sido una constante de todos los que han presidido  la asociación y que la han tomado con mucho cariño.

3- ¿Cuántos miembros han pasado desde sus orígenes hasta la actualidad? -¿Cuántos sois en la
actualidad?

Por el Grupo han pasado más de cien personas contando tramoyistas (fundamentales, como todos los demás,  en este tipo de grupos), apuntadores, maquillaje, peluquería, electricidad, actores, actrices, dirección…
Como cada año son distintos los elementos necesarios para la puesta en escena de la obra que se quiera representar, es difícil decir ahora mismo cuantos estamos, ya que este año se van a poner en escena dos obras de corte totalmente distinto, una cómica que requiere allá las 18 personas aproximadamente y otra de corte clásico, con motivo de los 500 años de la muerte del Gran Capitán, y que necesita de alrededor de otras 15 personas. Ha habido obras que encima del escenario han estado 27 personas como fue el caso de “Los caciques” y otras como los sainetes o las obras cortas que con 4 ó 5 personas ha sido suficiente.

4- ¿Qué actividades desarrolláis? ¿Cuál consideráis la más importante?

Por supuesto la actividad que desarrollamos es la de escenificación de las obras, normalmente cómicas, que es con lo que nos identifica el público a La Cepa, y de vez en cuando hemos roto esta dinámica poniendo obras, que para mí  han sido magníficas, como las de teatro leído, por ejemplo “Todos eran mis hijos”, dramáticas, por nombrar alguna “Los árboles mueren de pie”, con una puesta en escena magnífica, o bien teatro breve, caso de la magistral obra “Olvido” que tocó temas tan delicado como el abandono de los mayores y la inmigración.

Así que, actividad que consideramos más importante, creo que me hago portavoz de todos mis compañeros y compañeras, es la de que el público, que es el número uno en todo lo que hagamos, disfrute un rato con la puesta en escena que realicemos y que, hasta ahora, gracias a Dios, a María Auxiliadora y San Juan Bosco vamos consiguiendo. Es posible que muchos del público desconozcan que  desde 1993, antes de cada representación, nos reunimos en el escenario todas las personas que de alguna manera vayan a participar y rezamos un padrenuestro y avemaría pidiendo la ayuda de “los de arriba”.

5- Datos curiosos del grupo.

Como datos curiosos, no sé si viene a cuento, decir que hemos representado desde en las cárcel de Córdoba, a poner obras encima del remolque de un tractor, en las galerías del hospital de San Juan de Dios, o del asilo de San Rafael, instituto de enseñanza, etc. etc. (Uno de nuestros públicos predilectos han sido las personas mayores, hemos disfrutado a tope).
Si la pregunta se refiere a las anécdotas ocurridas, sería para llenar un libro. Hay que tener en cuenta que al ser un grupo de aficionados el quedarse en blanco en el escenario es una cosa corriente, pero que hasta ahora se han ido solventado. La verdad es que al tener el magnífico público con el que hemos contado, todo ha sido más fácil. Eso sí que el respeto es inmenso alas personas que nos ven.
6- Algo más que deseen aportar.

Yo soy un miembro más del grupo, lo que pasa es que tengo el archivo del mismo y  “el más viejo” en la actualidad, en todos los órdenes (por edad y desde que se creó) pero, lo que sí quisiera aportar, además de que sigamos en la misma línea de hacer divertir al público y que nuestro esfuerzo y trabajo se vea recompensado con los aplausos al final de cada representación,  es decir que para el Grupo es una satisfacción el ver como en Montilla han proliferado los grupos teatrales alguno teniendo su origen en componentes de la Cepa y que eso es muy bueno. Además manifestar que nuestro Grupo es un abierto y que el relevo es bueno. (Algunos estamos ya bien pasaditos). El teatro es sacrificado, que se lo digan a nuestro familiares (vaya meritazo), pero es muy reconfortante por la convivencia con los compañeros y compañeras y principalmente por el reconocimiento de nuestro público, que no tiene precio.